Antienvejecimiento = Antioxidación

Muchas personas como usted, se encuentran preocupadas hoy en día por encontrar una fórmula de antienvejecimiento y antiaging que le permita lucir joven y a la vez le proporcione salud. Pero claro está que no todo vale. La prioridad de muchas de ellas es que sea de una manera natural.

Para ello tendríamos que saber primero el motivo del envejecimiento y conocer un poco acerca de la oxidación pero… ¿Qué es la oxidación? La palabra oxidación proviene del griego: “oxys”, que significa “ácido”, y “genos”, que se traduce como “producir”.

 

Oxidación vs antienvejecimiento

La oxidación es una reacción química muy poderosa, la fórmula perfecta para el antienvejecimiento es prevenir la oxidación. Antiguamente, el término oxidación se aplicaba a aquellas reacciones donde el oxígeno se combinaba con otra sustancia. Por ello, la sustancia que ganaba oxígeno se decía que se oxidaba, y la que lo perdía se consideraba que se reducía.

Actualmente, los términos oxidación y reducción (redox) se aplican a procesos donde existe una transferencia de electrones. Así, decimos que la sustancia que pierde electrones se oxida, y la que los gana es la que se reduce (redox).

Tenemos entonces dos conceptos claves: La oxidación, se dice de una sustancia que PIERDE electrones y la Reducción o Redox, cundo una sustancia GANA electrones.

Existen varios tipos de oxidaciones, lentas o rápidas; en todos los tipos se libera energía.

Por lo general, el término oxidación lo aplicamos a procesos cuyas exteriorizaciones son lentas ya que la energía que se esta produciendo no se percibe, porque se va disipando en el ambiente. Por ejemplo: la respiración, la putrefacción de la madera, la corrosión de los metales, el envejecimiento del cuerpo.

Las oxidaciones rápidas tienen efectos inmediatos y muy visibles. En este tipo de reacciones se generan mucho calor, y debido a esto, se puede llegar a producir una llama. Esto es lo que conocemos como reacciones de combustión, por ejemplo al frotar una piedra contra otra.

 

Ahora bien, ¿en que nos afecta esto a nosotros?

Dicha acción de oxidación no existe sólo en los metales, en nuestra vida se producen a diario reacciones de oxidación o de Redox, dichas reacciones son esenciales tales, como respirar, hacer la digestión, quemar calorías, salivar, etc.

¿Nos estamos oxidando?

Que nuestro cuerpo se oxide se debe a un proceso natural que se produce simplemente al respirar.

Dicho proceso de oxidación se basa en lo que se denomina como generación de radicales libres o células incompletas. A los radicales libres les faltan electrones, y ante esa falta de electrones dañan a otras células vecinas sanas. En ese momento extrae los electrones que necesitaba y se produce lo que se denomina como radical libre neutralizado.

¿Pero que ocurre con la célula vecina de las que extrajo dichos electrones? Pues que estás al perder electrones se quedan desestabilizadas y se convierten en radicales libres con lo cual necesitarán extraer electrones de otras células vecinas; ello provoca una cadena por la cual se alteran y dañan todo tipo de moléculas de carbohidratos, proteínas, grasas y el ADN, traduciéndose en envejecimiento y en el aumento de las probabilidades de sufrir enfermedades degenerativas.

Pero que no cunda el pánico, estos radicales libres son neutralizados por nuestro propio cuerpo a través de la producción de algunas enzimas.

 

Antienvejecimiento natural

Sin embargo, el problema surge cuando nos enfrentamos a un exceso sostenido (durante años) de radicales libres, fenómeno que se conoce como estrés oxidativo. La dieta poco saludable que seguimos, la contaminación atmosférica, el humo del tabaco, los herbicidas, pesticidas o ciertas grasas son algunos elementos que generan radicales libres que ingerimos o inhalamos.

Debido a ello nuestro cuerpo se enfrenta a la incapacidad para neutralizar todos esos radicales libres, por ello, debemos ayudar a nuestro organismo, aportando cierto tipo de alimentos que, también, realizan esta función y que reciben el nombre de antioxidantes. El betacaroteno, el Agua Kangen, la vitamina C, la vitamina E, el té verde y el selenio, que se encuentran, principalmente, en frutas y verduras, son antioxidantes por excelencia y los perfectos aliados para encontrar la fórmula natural de antienvejecimiento.

¿Cuántas veces hemos visto a los dos personas de la misma edad, que perecían padre e hijo?, ¿Cuántas veces hemos exclamado, 50 años, imposible?

Pues si las dos personas que aparecen en la fotografía tienen la misma edad.

antienvejecimiento antioxidacion

En la fotografía aparece el director de Enagic™, el Sr. Hironari Oshiro acompañado de su consejero de negocios que es norteamericano; a pesar de que el primero aparenta tener 40 años y el otro 70, ambos tienen los mismos 67 años en el momento de la fotografía.

Podemos creer que la principal razón del buen aspecto y el antienvejecimiento del Sr. Oshiro, es porque ha estado bebiendo Agua Kangen durante 7 años, siempre acompañado de una buena dieta, el equilibrio entre una dieta saludable y un consumo de agua elevado tiene unos resultados inmejorables.

 

Que es el ORP

ORP negativo

Existe un término llamado ORP (en inglés) dicho término es el usado para medir el Potencial de Reducción de Oxidación en líquidos. Un ORP positivo es decir, mayor a cero, ayuda a acelerar la entropía y el proceso de envejecimiento; mientras que un ORP negativo puede ser muy bueno para nosotros ya que puede desacelerar el proceso de envejecimiento.

Importante: aclaremos estos conceptos, un valor ORP negativo es el valor que necesitamos, mientras más elevado sea el valor negativo en los líquido que ingiramos, podremos evitar la oxidación excesiva. Si tomamos algo con valores ORP positivos, no ocurrirá nada malo, solo que estaremos añadiendo a nuestro organismo líquidos que provocaran una oxidación más rápida.

El agua Kangen™ tiene un maravilloso poder Antioxidante, más que el Té verde o el Zumo de Naranja. Es por eso que es la mejor herramienta natural para el antienvejecimiento / antiaging.

Aquí tenemos una tabla del ORP:

antioxidante

El agua Kangen™ se encuentra en valores entre -400 a -600. El agua Kangen se sitúa en valores negativos muy altos, sobrepasando a los valores del jugo de naranja y del te verde. Los refrescos son realmente oxidantes y ácidos, además de contener cantidades ingentes de azúcares y ningún tipo de nutrientes. Disminuya o elimine el consumo de refrescos, puede sustituirlo por ricos zumos naturales, té verdes, agua kangen…

Si está interesado en conocer los diversos ionizadores de Agua Kangen no tiene más que ver nuestros productos!!!